Balanceo lateral de brazos

Comienzan las caminatas y comienzan los esfuerzos.

Tras el análisis de estos años de enseñanza de la técnica de marcha nórdica, he llegado a la conclusión de que la falta de concentración y la falta de auto análisis por parte del alumno son los errores más comunes.

No es el error técnico lo que requiere más corrección pues en la gran mayoría de los casos cuando se plantea una modificación al alumno, esta modificación se lleva a cabo sin dificultad. Entonces ¿por qué se repite una y otra vez el mismo error?

Porque esa modificación no se asume, no hay aprendizaje. No se trata de memorizar datos ni movimientos. Se trata de adquirir consciencia de lo que nosotros mismos estamos haciendo. Se trata de prestar atención, entender, aprender y realizar lo aprendido.

Este cambio debido a la alerta sanitaria nos puede ayudar. No podemos pasar de la inactividad a la actividad sin una progresión adecuada. Ni siquiera habiendo hecho ejercicios en casa es suficiente para pasar al terreno con la misma intensidad que antes del confinamiento.

Aprovechemos para analizar lo aprendido.

Como en las clases, primero velocidad de cámara lenta, si desde la pisada hasta la posición de la barbilla están controladas entonces ya podemos ir aumentando progresivamente de velocidad e intensidad o esfuerzo.

Presta atención a cada detalle

Mantenimiento de los bastones

Mantenimiento de bastones
Aspectos a tener en cuenta para preservar la confianza de nuestro material.

Vamos a dar por válida la idea de que nos rodeamos de material útil y necesario para todas y cada una de nuestras actividades. Además ya es fácil encontrar una estética que se adapta a nuestros gustos. Todo va bien, pero ¿qué pasa cuando este material falla? ¿Es que ya no es útil?  ¿nos han vendido algo innecesario? ¿de mala calidad? o …. tengo que buscar aquello que compré hace tiempo y que lo necesito para ….

Los bastones suelen pasar a un segundo plano en cuestión de mantenimiento, total es un palo. Para quienes no os gusta prestar atención a los pequeños detalles os recomiendo usar una vara de avellano o similar antes que unos bastones para actividades deportivas o de ocio.

Los bastones tienen piezas internas, externas, diferentes materiales combinados en un mismo bastón, diferentes tamaños de tramos en un mismo bastón, se utilizan composiciones de diferente resistencia en función del uso del bastón. Es decir, cuando usamos los bastones dependemos de muchas variables y estas variables pueden fallar.

¿Cómo evitarlo o cómo minimizar los posibles sustos?

  • Almacenarlos en lugar seco y alejado de la luz solar
  • Limpios
  • Observar el desgaste de todas las piezas

CON AGUA, BARRO, ARENA U OTROS MATERIALES ABRASIVOS:

  • NO cerrar los tramos.
  • Limpiar antes de cerrar los tramos (si no podemos, mejor desmontar)
  • Desmontar cada tramo para limpiarlos con calma en un lugar adecuado.
  • Comprobar que no queden restos de arena, barro o polvo en el interior de los tramos.
  • Dejar secar el interior de los tramos para evitar acumulación de humedad.
  • No descuidéis las picas, se oxidan y se desgastan (a la hora de comprar unos bastones es oportuno comprobar si se vende el repuesto de las picas por separado).
  • En las rosetas se suele acumular barro, un pequeño cepillo de cerdas suaves nos ayudará a eliminar cualquier resto.
  • Las dragoneras y cintas también acumulan suciedad. Las trataremos como una prenda delicada.

CONSEJOS GENERALES:

Un comentario que suelen hacerme con mucha frecuencia es el miedo que produce mover la longitud del bastón. ¿Miedo a qué? Miedo es lo que produce pensar en un accidente por fallo del bastón causado por el mal mantenimiento.

  • No almacenar con los cierres apretados. Ni los de rosca, ni los de apriete.
  • Los plegables, los que llevan un cable interior. Almacenar sin tensión del cable.
  • No son muletas, son herramientas de impulso y apoyo.