Mantenimiento de los bastones

Mantenimiento de bastones
Aspectos a tener en cuenta para preservar la confianza de nuestro material.

Vamos a dar por válida la idea de que nos rodeamos de material útil y necesario para todas y cada una de nuestras actividades. Además ya es fácil encontrar una estética que se adapta a nuestros gustos. Todo va bien, pero ¿qué pasa cuando este material falla? ¿Es que ya no es útil?  ¿nos han vendido algo innecesario? ¿de mala calidad? o …. tengo que buscar aquello que compré hace tiempo y que lo necesito para ….

Los bastones suelen pasar a un segundo plano en cuestión de mantenimiento, total es un palo. Para quienes no os gusta prestar atención a los pequeños detalles os recomiendo usar una vara de avellano o similar antes que unos bastones para actividades deportivas o de ocio.

Los bastones tienen piezas internas, externas, diferentes materiales combinados en un mismo bastón, diferentes tamaños de tramos en un mismo bastón, se utilizan composiciones de diferente resistencia en función del uso del bastón. Es decir, cuando usamos los bastones dependemos de muchas variables y estas variables pueden fallar.

¿Cómo evitarlo o cómo minimizar los posibles sustos?

  • Almacenarlos en lugar seco y alejado de la luz solar
  • Limpios
  • Observar el desgaste de todas las piezas

CON AGUA, BARRO, ARENA U OTROS MATERIALES ABRASIVOS:

  • NO cerrar los tramos.
  • Limpiar antes de cerrar los tramos (si no podemos, mejor desmontar)
  • Desmontar cada tramo para limpiarlos con calma en un lugar adecuado.
  • Comprobar que no queden restos de arena, barro o polvo en el interior de los tramos.
  • Dejar secar el interior de los tramos para evitar acumulación de humedad.
  • No descuidéis las picas, se oxidan y se desgastan (a la hora de comprar unos bastones es oportuno comprobar si se vende el repuesto de las picas por separado).
  • En las rosetas se suele acumular barro, un pequeño cepillo de cerdas suaves nos ayudará a eliminar cualquier resto.
  • Las dragoneras y cintas también acumulan suciedad. Las trataremos como una prenda delicada.

CONSEJOS GENERALES:

Un comentario que suelen hacerme con mucha frecuencia es el miedo que produce mover la longitud del bastón. ¿Miedo a qué? Miedo es lo que produce pensar en un accidente por fallo del bastón causado por el mal mantenimiento.

  • No almacenar con los cierres apretados. Ni los de rosca, ni los de apriete.
  • Los plegables, los que llevan un cable interior. Almacenar sin tensión del cable.
  • No son muletas, son herramientas de impulso y apoyo.

 

¿ Bastones fijos o regulables? ¿y el material?

Ante las preguntas:

                  • ¿Bastones fijos o regulables?
                  • ¿Qué altura o longitud es la más adecuada?
                  • ¿Qué material es el mejor?

No hay una respuesta única. Para cada uno de nosotros e incluso para cada situación elegiríamos una combinación diferente.

De hecho, con el tiempo y a medida que vamos cogiendo experiencia nos apetece probar más modelos de bastones y casi inevitablemente la colección personal aumenta.

Quizás os pueda resolver algunas dudas, PERO ATENCIÓN, hay conceptos que tenemos que tener muy claros.

Personas de idéntica altura pueden tener extremidades de diferentes longitudes, este pequeño detalle lo modifica todo. Las fórmulas matemáticas son una primera referencia igual que tomar la altura del ombligo como media. Pero es la práctica la que nos regula esas medidas.

Una persona que bracea con más amplitud que otra, también necesitará otra longitud de bastón aunque estas personas midan igual.

La amplitud de braceo tiene que ir acorde a la longitud de paso y el terreno determina estas variables. Ya tenemos otra cosa a tener en cuenta…

Nuestra forma personal de caminar, el terreno y/o las circunstancias del momento determinan la altura de los bastones.

¿Camináis con la misma longitud de paso con todas las personas por igual? ¿Y si acompañamos a personas con movilidad reducida o a niños? Si sois personas altas, la longitud de paso adquiere importancia pues quizás una zancada vuestra implica una y media de otra persona.

Y ¿el material? y os pregunto al respecto ¿cuando hace mucho viento los bastones trabajan igual que cuando no lo hay?

Quienes vivimos en lugares con predominio de viento fuerte hemos sufrido la extrema ligereza del carbono. Mi opinión personal, sin lugar a dudas prefiero unos bastones de aluminio bien equilibrados a tener que realizar fuerza extra para dominar unos extremadamente ligeros.

FIJOS

  • Fundamentales para competición.  A este nivel ya tenemos claro nuestra longitud de zancada y brazada y por lo tanto conocemos la longitud de bastón más adecuada para nosotros. Al desarrollarse en circuitos cerrados y terreno regular no necesitamos variar la altura y se evitan contratiempos con posibles fallos en los cierres y las holguras evidentemente desaparecen.
  • Para entrenamientos en recorridos de idénticas características . Similar al caso de las competiciones aunque nuestro objetivo no sea este. No hablamos de velocidad sino de mantener las características de la caminata.
  • Material recomendado: Carbono o similares, en este caso la ligereza sí importa.

2 TRAMOS

Son los más versátiles. Dos tramos mantienen una buena robustez y se necesitan pocas piezas extra para los cierres por lo que el peso (si está bien equilibrado) no es crítico.

Nos permiten adaptar la longitud a las circunstancias tanto del terreno como de la caminata.

A pesar de no plegar como los de tres tramos también son cómodos para portar en la mochila de la montaña en caso de necesidad. ATENCIÓN: En la montaña a veces es imprescindible guardar los bastones sean de trekking o de nordic. La seguridad ante todo.

En resumen, al ser regulables podemos investigar variando la altura de los bastones para encontrar la ideal en cada situación.

3 TRAMOS

Sin duda para viajar o por necesidades de espacio. En el mercado ya los encontramos en materiales ligeros y no es un inconveniente.

Pero tenemos que recordar que a mayor número de piezas mayor probabilidad de vibraciones y holguras.

De todas formas bien unos de tres tramos o unos plegables serán imprescindibles en nuestra colección si nos gusta llevar los bastones a todas partes y en todos los medios de transporte.

PLEGABLES

Es evidente que para viajar son una delicia por el poco espacio que ocupan. De momento el precio quizás sea el mayor de los inconvenientes.

Cuidado con la robustez, a pesar de ser más conocidos en el mundo del trail running y dar la impresión de ser igual de útiles para la montaña, nada tienen que ver con los de dos o tres tramos. Me refiero a usarlos como bastones de apoyo en situaciones de bajada y terreno difícil.

Tengamos en cuenta que es la tensión de un cable la que consigue la rigidez del bastón, no son los tramos por sí mismos los que soportan el peso.

despiece de bastones
Despiece de bastones en los distintos tramos