SINAPSIS

 

Los siguientes conceptos me encantan y recurro a ellos a menudo en las clases. La capacidad de percibir o sentir cada parte de nuestro cuerpo y la capacidad de ser conscientes de nuestros movimientos.

Llevados a nuestro deporte supone, controlar los movimientos y conocer las acciones, por lo tanto, ejecutar la técnica de forma adecuada.

Parece fácil cuando nos piden que cojamos unos bastones que nos relajemos y que caminemos de forma natural.

Quienes hemos profundizado, sentido, evolucionado y experimentado cambios asombrosos en nuestro estado físico sabemos que aunque no es difícil, en el sentido estricto de la palabra, sí es exigente.

Que no sea difícil hace de este ejercicio físico un deporte inclusivo.

Que sea exigente lo convierte en una actividad de evolución. Es decir, el mismo ejercicio físico se convierte en deporte de alto rendimiento.

¿Qué marca la diferencia? El grado de concentración.

En un estado adecuado de concentración se producen los estadios necesarios para incentivar al cerebro.

Cuando realizamos los primeros ejercicios, se crean los primeros recuerdos. Si nos mantenemos atentos y concentrados, se formarán en el cerebro las sinapsis relativas a estas nuevas órdenes; son imprescindibles para recordar las lecciones recibidas.

Cuando recurrimos a estos recuerdos, es decir, cuando practicamos o entrenamos, se fortalecen esas sinapsis e incluso las modificamos a base de retomar y corregir cada pequeño movimiento. Haciendo una comparación de términos podríamos decir que cuantos más hashtag (más práctica, más veces recurro al análisis) asociemos a los ejercicios aprendidos más rápido y fácil vendrán a nuestra memoria.

¿Qué suele ocurrir con el paso del tiempo? Curiosamente cuando pasan los meses aparecen los malos vicios posturales y técnicos. Los primeros días nos envuelven la emoción y la curiosidad pero cuando se convierte en rutina o tenemos la falsa creencia de entrar en rutina, dejamos de escribir los hashtag. No fortalecemos las sinapsis, no recurrimos a las lecciones aprendidas.

Conclusión, el aprendizaje no es algo puntual, hay que motivarlo, y ya está demostrado que la edad no es una barrera. Y la rutina es una falacia, no dejes que te domine. Lo aprendido para ejecutar una buena técnica de marcha nórdica hay que aplicarlo a los gestos diarios, al trabajo, a caminar en terrenos y desniveles variados, a caminar sin bastones … De ti dependen los cambios.

He utilizado algunas palabras, no para parecer más fina, sino por el mismo fin de crear nuevas conexiones. Quizás a alguien le pique la curiosidad e investigue más sobre la importancia de mantener nuestro cuerpo y nuestra mente activa. Y que descubra cómo el ejercicio físico está directamente conectado con nuestra salud mental.

Grupos de salida entre semana

Mientras dure la alerta sanitaria y hasta que las autoridades no lo permitan, todas las actividades están suspendidas.

Cuando las actividades estén permitidas, los grupos retomarán sus actividades como sigue:

SI QUERÉIS ACTIVAR UN GRUPO EN VUESTRA ZONA PODÉIS SOLICITARLO GRATUITAMENTE EN info@con2bastones.com